Creo firmemente en el verdadero amor entre personas del mismo género

Enamorado

Sin conocerte te amé, sin verte me enamoré de ti, sin hablarnos, tu voz era más dulce que la mejor música y era una delicia para mis oídos.
Sí, locamente enamorado, locamente ilusionado, locamente sincero, locamente fiel, locamente sediento de ti, de tu boca, de tu cuerpo, de tu alma, de todo tu ser.
Mi amor era más fuerte que la indiferencia, que tus silencios, que tus desconexiones, que tus enfados, mi dolor lo llevaba por dentro callado, mis lágrimas eran gotas puras que limpiaban mi ojos de todo malicia, de todo egoísmo, de toda soberbia, de todo lo que manchara mi gran amor por ti. Solo frente a mi pantalla, callado, esperaba día tras día a la espera de un milagro que no ocurría, así durante siete meses sin dejar de pensar ni un segundo en ti, de orar por ti a cada momento. No pasaba por mi cabeza de serte infiel de engañarte o mentirte, a la promesa que te ice hace varios meses, y aún hoy lo sigo manteniendo, por que mi amor es más grande, puro y limpio de lo que tú podrás imaginar. Pero mi dolor no será en vano, pues estoy seguro que el amor volverá a mí multiplicado, purificando, y ese amor colmará mi corazón sediento de amor.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: